La Audiencia Nacional admite el recurso de Ponga contra la protección del lobo

G. POMARADA

BELEÑO.

Miércoles, 12 enero 2022.

a batalla judicial emprendida por el Ayuntamiento de Ponga contra la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre) sigue adelante. La alcaldesa, Marta Alonso, explica que el recurso de reposición presentado contra la orden del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha sido admitido a trámite por la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional. «Seguimos con el procedimiento», destaca la regidora de Ponga, ayuntamiento pionero a la hora de sumarse el pasado noviembre a esa vía judicial ya emprendida por las comunidades autónomas con presencia de cánido, entre ellas Asturias. También en su caso habían sido admitidos los recursos presentados, un trámite que acompañaron de la petición de paralizar la orden ministerial hasta que se resuelva el proceso en marcha. Sin embargo, la Audiencia Nacional rechazó el mes pasado la suspensión cautelar de la orden.

El recurso pongueto sigue la misma línea que el presentado por los gobierno autonómicos, si bien en el caso del Consistorio no habían solicitado medidas cautelares dada la necesidad de informes técnicos que, con sus recursos económicos, no podían asumir.

La decisión de Ponga de emprender la vía judicial se fundamenta en que el «sector es muy importante en el municipio, uno de los que más trabajo da» y la suya es además una «ganadería extensiva pura y dura» que «genera actividad y vida en los pueblos». «No solo estamos para gestionar el agua y la basura. Teníamos la opción de presentar el recurso y decidimos dar la cara», sostiene Marta Alonso sobre el papel de la administración local.

La alcaldesa sostiene que «pelearán y lucharán hasta donde se pueda y nos dejen» para «defender a los ganaderos». «Es muy fácil venir a actos y sacar la foto. El día a día de los pueblos no es traer un diploma, es mantener el territorio», afea la alcaldesa socialista a dirigentes como Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente que acudió al concejo hace tres años para entregar la acreditación de la UNESCO de la Reserva de la Biosfera de Ponga. La alcaldesa ve «paradójico» que un ministerio orientado al reto demográfico adopte esa medida, ya que «es un ataque directo al medio rural y a las políticas de los ayuntamientos para fijar población». «¿Qué joven ganadero va a empezar ahora?», reflexiona. Recuerda además que «la PAC no está para cubrir los daños del lobo» y tampoco «los ganaderos están para cebar» al cánido.

Marta Alonso sostiene que «nadie está pidiendo la extinción, pero sí un control». Reconoce, no obstante, «deficiencias» en los planes de gestión de la especie y prueba de ello la encuentra en el «crecimiento» del número de ejemplares «en los últimos años». En Ponga, detalla, los ataques se producen «pegados» a los pueblos y teme que «cualquier día» lleguen a producirse daños en personas. «Se protege a los lobos y no a la gente», lamenta.

Este pasado fin de semana, la regidora recibió aviso de ataques a ovejas y denuncia que, pese a estar el ganado en las zonas bajas por ser invierno, el lobo «sigue causando daños».

COMPARTE:

Share on facebook
Share on twitter
Share on print
Share on email