El Tribunal Supremo eleva las penas para los cinco acusados de ‘La Manada’ a 15 años de cárcel.

Ya han sido detenidos.

Y a 17 años al guardia civil que le tiró el teléfono.

COMPARTE:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email